La Educación Continua no es un hallazgo novedoso. De manera consciente o no, los seres humanos nos vemos inmersos en situaciones de formación permanente a lo largo de toda la vida. Lo que si se visualiza en la actualidad y se percibe claramente hacia el futuro es el marcado crecimiento de esta necesidad, fruto del torbellino de conocimientos e información en el que nos vemos inmersos, los cuales se desactualizan constantemente.

En las Empresas el factor humano es estratégico, por lo tanto hay que brindarle programas de educación continua tanto técnica, actitudinal y de comportamiento estructurados en función de los requerimientos asociados a sus actuales y/o futuras responsabilidades.

El rol de la universidad, en coordinación con el sector productivo, es el de facilitar a los trabajadores la adquisición de los conocimientos, habilidades y destrezas necesarias para ejecutar correctamente su tarea, logrando altos niveles de motivación y a su vez permitiendo a las empresas alcanzar las Metas Estratégicas.

Las premisas en las que basamos los proyectos de capacitación in company de la Córdoba Management School son:

  • Concebimos la capacitación in company como parte del proceso de desarrollo de las personas, tomando la cultura de la organización como base de toda acción de capacitación. Esto permite optimizar los tiempos de aplicación y transferencia de contenidos a la realidad cotidiana del personal. “Hacer pié” en la cultura de la empresa implica respetar las normas y valores que la misma posee y rescatar la riqueza de la identidad de la organización.
  • La formación implica un proceso de cambio, donde el fin último es la consecución de los objetivos de la empresa. Por lo tanto los planes de formación deben ir de la mano de la Planificación Estratégica de la organización.
  • Partimos de la premisa que el aprendizaje en los adultos merece un abordaje especial. La adquisición de nuevos conocimientos para el adulto debe ir en sintonía con las expectativas y necesidades del mismo, rescatando  y valorizando el propio backround, ofreciendo resultados rápidamente transferibles a la tarea. La eficiencia de la capacitación se logra cuando comprendemos la necesidad de una aplicación inmediata de los conceptos en los problemas identificados.
  • Para que se aprenda con mayor facilidad es tan importante la contextualización, como la elección adecuada de temas y metodologías.
  • Realizar una capacitación puntual no alcanza para que la gente cambie. El cambio se genera con continuidad. Esta es la diferencia de tomar a la formación como gasto vs. inversión. El resultado es una fuerza laboral flexible con capacidad de adaptación a los cambios del entorno competitivo.
  • Reconocemos en la formación una fuente de satisfacción profesional y personal, mejorando las condiciones laborales y generando un clima de trabajo positivo en la organización.
  • Una organización solo podrá crecer y desarrollarse como Empresa si sus miembros pueden crecer y desarrollarse como individuos íntegros, consustanciados con lo que hacen y comprometidos con su propio futuro.

Estas son algunas de las empresas con las que trabajamos en un esquema de “socios estratégicos” en proyectos de capacitación, I+D+i y/o consultoría.

 

  • slider1
  • slider2
  • slider3
  • slider4